LA FUGA DE ELTURGARD

Autor: Mario, Socio número 26

Un grupo de Héroes y heroínas se juntan en el Zulema para vivir aventuras y los bardos dan buena cuenta de ellas. ¡Aquí la primera sesión! ¡También disponible en formato audio en Youtube!

Si algo tiene de característico la Gran ciudad de Elturel, aparte de la miriada de templos y la lealtad de sus habitantes, es precisamente la luz del orbe de Amaunator, también llamado por los habitantes de la ciudad “el compañero”. Un enorme bola de luz que, como un segundo sol, se alza sobre la urbe como símbolo de la ciudad y de sus guardianes.

Parecía un día mas cuando los aventureros errantes se dirigían hacia Elturel en busca de una nueva vida, pero en cuestión de segundos la luz del compañero comenzó a parpadear, y con una explosión primero y un sonido de succión después, en lo que dura un parpadeo, la ciudad desapareció dejando en su lugar solo un enorme cráter a los pies de nuestros héroes.

Ante tan terrible suceso, los pocos supervivientes trataron de organizarse, reunidos en torno a Dara, una joven pastora convertida de pronto en líder de los pocos que pudieron salvarse de la catástrofe, comenzaron las preparaciones para montar una caravana de refugiados hacia la ciudad vecina de Puerta de Baldur, donde pedirían asilo hasta que se aclarase lo sucedido.

Dara pidió a los aventureros ayuda para conseguir ciertos pertrechos y reunir a algunos de los supervivientes mas rezagados. Su misión por el momento seria buscar al herrero Wellum en su forja y convencerlo  para que aportase herramientas y les acompañase en su periplo a Puerta de Baldur, y buscar a los supervivientes que quedasen el la posada del Fauno Legendario para que se uniesen a la caravana.

De camino a la herrería, corriendo como alma que lleva el diablo, apareció una mujer semielfa llamada Vollish Foote, dijo estar huyendo de un grupo de bandidos pero al investigar los alrededores, los aventureros no encontraron a los supuestos atacantes, con problemas mas acuciantes que resolver, decidieron enviar a la mujer junto al resto de refugiados donde estaría a salvo de cualquier peligro.

Una vez en la herrería, Wellum, junto a su asistente enano Gordrick aceptaron unirse a la caravana, pero por desgracia alguien habían atacado la herrería antes de la llegada de los aventureros llevándose consigo un importante cargamento de armas y herramientas. Alguien debía recuperar los pertrechos saqueados pues eran indispensables para la seguridad de la caravana en su camino hacia Puerta de Baldur.

Siguiendo el rastro de los asaltantes, los aventureros llegaron hasta su guarida, una pequeña ermita abandonada dedicada al Dios Torn.

Ocultos en el interior del edificio, en una cámara secreta, un grupo de sectarios trataban de invocar a un diablo infernal, al parecer eran miembros de un grupo de adoradores infernales, una secta que había hecho un pacto con criaturas demoníacas para arrastrar a Elturel a Averno, y ahora trabajaban para invocar a un diablo que sembrase el caos entre los supervivientes.

Tras derrotar a la pequeña célula de sectarios y a su diablo espinoso, los aventureros pusieron a salvo las herramientas de Wellum y se dirigieron hacia la Taberna del Fauno, donde continuarían con su misión de agrupar a todos los supervivientes.

La hacienda estaba bajo ataque, encontraron a Segren, el dueño de la taberna, atrapado en el granero, a punto de ser consumido por las llamas, al mismo tiempo, desde el interior de la propia taberna a unos metros de distancia del granero los gritos de Vasha, la mujer de Segren y de una viajera llamada Hastrine Leaftender alertaron a los aventureros de que aun estaban en peligro

El grupo decidió dividirse. Por un lado ayudaron a Segren a salir con vida del granero y por otro, entraron en el interior de la taberna. Allí vieron como varias criaturas terriblemente deformadas, lemures invocados por los mismos sectarios que habían hecho desaparecer Elturel, habían sitiado a los pocos supervivientes, que aguantaban las acometidas de sus asaltantes haciéndose fuertes tras la puerta que daba a la cocina.

La lucha fue breve y acabo con todos los lemures destruidos. Nuestros aventureros reunieron a todos los supervivientes y regresaron al lugar donde habían dejado a la joven Dara organizando el periplo a puerta de Baldur, justo a tiempo para iniciar el viaje.

El camino fue lento y se prolongo durante todo el resto del día, los ánimos estaban decaídos, en cuestión de horas los habitantes de Elturel lo habían perdido todo y su futuro era incierto, solo los esfuerzos de Billiam Straodwall, bardo, escritor y poeta, conseguían mantener a raya la desesperación que amenazaba a hundir a los refugiados  

Durante la noche la caravana hizo un alto en el camino, montando un campamento improvisado a un lado de la carretera a Puerta de Baldur. Un grito despertó a los aventureros, varios refugiados estaban reunidos ante la tienda de Billiam, donde habían encontrado al bardo asesinado, con una extraño símbolo realizado con cortes en su pecho.

Tras interrogar a todos los posibles sospechosos los aventureros arrinconaron a Vollish Foote, la mujer semielfa que habían encontrado en su camino hacia la herrería de Wellum, su coartada no se sostenía y parecía ser la culpable de la muerte del bardo. Vollish era una bruja perteneciente a la secta que había atacado Elturel y ahora aprovechaba para sembrar el caos entre los supervivientes.

Con un grito de furia maldijo a los aventureros en el idioma infernal y se lanzo al ataque contra ellos sirviéndose de su impía magia.

Con la muerte de la bruja se hizo justicia por el asesinato de Billiam y los refugiados pudieron continuar su camino hacia Puerta de Baldur.

0.0

Legal bueno

Caótico malvado

Publicado
Categorias Sin categoría
Vistas 207

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta